El arte de Iris Grace, niña autista.

El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica y de desarrollo que aparece en la niñez. Afecta cómo una persona se comporta, comunica, aprende e interactúa con las demás personas.
El autismo se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior, puede el niño/a tengan problemas para hablar o no pueda mirar a los ojos, así como intereses limitados y comportamientos repetitivos alimentando así la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior.
Sin embargo, nunca hay que cerrarnos a la mejora de la calidad de vida de un ser humano, por lo que es importante estar en una búsqueda constante de alternativas para el crecimiento, éste es el caso de Iris Grace una niña autista británica que con tan sólo 6 años empezó a desarrollar su don en la pintura desde hace tiempo.
Iris dura casi dos horas pintando cada obra con un gran estilo jamás visto en niños de su edad, tiene gran comprensión de los colores y como interactúan entre sí.
Y eso no es todo, su mamá al saberla enferma investigó y leyó acerca de los efectos positivos que tienen los animales con niños autistas y después de buscarle al indicado un día llegó para convertirse en una gran acompañante… la gatita “Thula” quien ha ayudado a bajar el nivel de ansiedad, manteniendo más calmada y segura a Iris, quien ya habla más y se ha vuelto hasta más sociable, todo un efecto terapéutico positivo.
Tienes que verlas, son adorables y nos muestran el arte como terapia en su máxima expresión, si quieres aprender más sobre Arteterapia éste es el lugar indicado… tenemos talleres de formación, te recomendamos empezar por Introducción a la Arteterapia
Recuerda ver nuestro Calendario de fechas ya programadas y pedir el taller que desees.
Más arte, menos palabras
Lía Quevedo
[vimeo 70424410 w=640 h=360]
Podrás encontrar más información e imágenes en su Página web