Los sueños

Desde siempre ha existido un misterio referente al tema.
En la antigüedad se creía que los sueños eran visitas de los dioses.  Lo que ahora podemos afirmar es que todos soñamos, aunque no siempre recordemos lo que hemos soñado.

Los sueños son una herramienta para descubrir aquellas cosas que pasan desapercibidas para nuestro mundo consciente y hasta podemos utilizarlos para resolver parte de nuestros problemas, por ello en arteterapia recomendamos trabajar algunos sueños importantes durante nuestra vida.

Para Jung hay dos tipos de inconsciente: el personal y el colectivo. Ambos influyen en los sueños.
A)    El inconsciente personal. Constituye la memoria individual y profunda de la persona. Contiene las vivencias y experiencias individuales, los pensamientos (incluso los olvidados), las sensaciones, los deseos y las proyecciones a acciones futuras.
B)    El inconsciente colectivo. Se construye a partir de los símbolos y conceptos universales, comunes a todos los seres humanos. Son los instintos, los mitos, la cultura, las religiones, la historia, etc. Jung llamó “arquetipos” a este conjunto de imágenes y representaciones universales.
Según Jung, en los sueños aparecen a menudo cinco arquetipos:
1)    La persona. Es la apariencia del individuo, lo que se muestra a los demás. Los individuos adaptan su conducta, actitudes y personalidad según el grupo social al que pertenecen. La ‘persona’ es lo que uno mismo y los demás piensan que es.
2)    La sombra. Agrupa a todo lo que un individuo no quiere que se conozca, lo que se resiste a tomar consciencia. Son los defectos, los malos recuerdos, las angustias, las experiencias dolorosas, etc. Esta parte negativa de la personalidad aparece en los sueños como imágenes de sujetos transgresores. La sombra es lo que se prefiere no ver.
3)    El alma. Este arquetipo tiene dos formas distintas: el ‘animus’ y el ‘anima’. Son dos polaridades. La energía masculina (animus) nos empuja a ser racionales. La energía femenina (anima) incita al uso de la intuición y la imaginación, es el polo más afectivo. En los sueños se representan respectivamente como figuras masculinas y figuras femeninas.
4)    El espíritu. Este arquetipo aparece ante una situación crítica y decisiva en la vida. En los sueños aparece en forma de figuras ancestrales de autoridad: magos, sacerdotes, monjes, patriarcas, etc.
5)    El sí-mismo. Es el arquetipo central, la totalidad del Hombre. Es una entidad sobre-ordenada al Yo. Abarca el consciente y el inconsciente. En los sueños está representado por el embarazo, por un niño o un bebé.
Para Jung las imágenes del sueño no esconden un deseo insatisfecho, sino que revelan significados profundos. No están generadas necesariamente por un conflicto interno pues se cree que el sueño tiene una función compensadora y educativa.
Te proponemos empezar a hacer conscientes tus sueños y utilizarlos a tu favor.

Aquí podrás descargar el diario de los sueños de Karina Malpica:
http://www.mind-surf.net/suenos/diariodesuenos.htm

Significado-de-los-Suen--os
“Cada Sueño no acompañado es una carta sin abrir que nos mandamos a nosotros mismos”. Carl G. Jung.