Actitud Positiva

Es necesario aprender como seres humanos el hábito de una actitud positiva en todo momento, ya que ésta nos ayudará a ir disfrutando y poder alcanzar de manera más fácil las metas que nos propongamos durante nuestra vida. Una actitud positiva repercutirá siempre en nuestra salud y autoestima y nos permitirá generar comportamientos sanos para lograr el éxito en cualquier ámbito deseado.
La actitud puede definirse como la disposición o el ánimo con el que enfrentamos una situación, y una actitud positiva habla de afrontar lo que venga de la forma más beneficiosa para nosotros. Aquí, lo más importante serán los pensamientos que tenemos, es por ello que hay que empezar a ser personas optimistas… es por eso que hoy te damos la buena noticia que nunca es tarde para ponernos a construirla.
A continuación te compartimos 6 puntos para vivir con actitud positiva:
1. Reconoce los pensamientos negativos.
Cuando estamos estresados o en crisis, los pensamientos nocivos e irracionales suelen automatizarse y empezar a saltar en nuestra mente sin que nos demos cuenta, olvidándonos de que ninguna persona o circunstancia debe estar encima de nuestro bienestar.
2. Elimina los pensamientos negativos.
“Soy un desastre.” “Que tonto/a soy.” “Siempre me equivoco.” “Nunca hago nada bien.” Deja de analizar la realidad en términos de todo o nada. En el fondo sabes que no es verdadero.
3. Detente a anticipar.
Una persona pesimista ya se estresó antes de que sucedan las cosas y es que la incertidumbre nos puede generar inseguridad, pero… ¿Para qué angustiarse y sentir miedo antes de tiempo? Cuando alguna situación que te parece difícil está por llegar, puedes ayudarte visualizándote en ella de manera positiva, eso te dará tranquilidad. ¿Realmente quieres vivir preocupándote por todo cuando podrías estar disfrutando?
4. Concéntrate en lo bueno.
Procura centrarte en las ventajas, soluciones y el aprendizaje. Tu decides qué quieres ver y como quieres ver cada situación.
5. Valórate a ti mismo desde hoy.
Reconoce tu propio valor, desarrolla tu autoestima, y siéntete orgulloso de ti mismo/a, verás brotar los pensamientos constructivos y optimistas con mucha facilidad.
6. Utiliza palabras o frases positivas.
Nuestro cerebro se acostumbra a alimentar los mismos pensamientos una y otra vez. Recuerda que tú puedes decidir que programar y qué pensar sobre tí mismo y cada situación.
Ayúdate.
Sebastián-32-de-36